Make your own free website on Tripod.com

CAUSAS DE LA GUERRA DEL PACÍFICO

CAUSAS DE LA GUERRA DEL PACIFICO.- La causas de este conflicto bélico pueden historiarse brevemente. El 2 de septiembre de 1868 el mil veces funesto gobierno de Melgarejo concedió a José Santos Ossa, representante de la Sociedad Explotadora del Desierto de Atacama el monstruoso derecho de beneficiar y exportar durante 15 años, todo el salitre descubierto o por descubrirse en el Litoral Boliviano, así como el de construir los ferrocarriles que quisiese. Esta concesión fue transferida a la casa Melbourne Clark & Co. Mientras tanto , la Asamblea de 1871 declaró nulos los actos de la administración Melgarejo así como las concesiones que hubiese otorgado en forma ilegal. Los afectados podrían recurrir ante los tribunales de justicia.

La casa Melbourne Clark & Cia no hizo su reclamación en tiempo oportuno y por tanto perdió todos sus derechos. Sin embargo, el gobierno de Bolivia por equidad, consintió en reconocerlos restringiéndolos en abril de 1872 a un paralelogramo de 25 leguas de largo por 15 de ancho, uno de cuyos lados sería el paralelo 24(grados). Al mismo tiempo el gobierno comenzó a construir un ferrocarril de Mejillones a  Caracoles, declarando que “ningún privilegio podía prevalecer al frente de un interés nacional”, chocando con los intereses de la compañía de Salitre y Ferrocarril de Antofagasta que también construía su propio ferrocarril.

Tanto por este motivo, cuanto por su no estar satisfecha la compañía, gestionó un nuevo acuerdo, comisionando para ello a don Belisario Peró, con el cual trató el gobierno quien se hallaba autorizado con cargo de aprobación legislativa. El 27 de noviembre de 1873 se llegó a un acuerdo. El paralelogramo se redujo al Salar del Carmen, más las estacas de las Salinas, más de 50 estacas más(800 x  800 m) y derecho en esta concesión a construir su ferrocarril a empalmarse con el del Estado. Además la compañía reconocía a favor del Estado el 10% de sus utilidades líquidas, ofrecimiento espontáneo de don Belisario Peró.

Como este acuerdo requería sanción legislativa, fue sometido al congreso, y sólo el de 1877 pudo abocarse a su conocimiento y lo aprobó por ley de 14 de febrero de 1878, reemplazando esa participación del 10% con una regalía de 10 centavos por cada quintal de salitre que exportase la compañía. El congreso prefería un ingreso positivo, antes que el incierto emergente de las utilidades de una compañía, cosa no muy fácil de determinar. Esta regalía motivó la protesta de Chile, fundada en el artículo 4 del tratado de 1874 que prohibía establecer nuevos impuestos a las exportaciones o capitales chilenos. Bolivia replicó que no se trataba de un impuesto que es general, sino de una regalía convenida entre partes; además no se trataba de capitales chilenos, sino Norteamericanos e Ingleses, ya que sólo después de estallada la guerra se emitieron más de dos millones de acciones a fin de venderlas en Chile y justificar a – posteriori -  LA  AGRESIÓN BÉLICA. La compañía habíase organizado en Bolivia y bajo leyes Bolivianas.

 Toda la razón estaba de parte del  gobierno de Bolivia, pero procedió con absoluta falta de tino. Sabíanse los preparativos bélicos de Chile que se remontaban a dos años atrás; sabíase que no esperaba sino la ocasión para lanzarse al ataque.

 Fuente.-        Manual de Historia de Bolivia

             HUMBERTO VAZQUEZ DE MACHICADO

                 JOSE DE MESA Y TERESA GISBERT